Las vacaciones son para descansar y poder hacer aquellas cosas que durante el año no puedes disfrutar.

Este verano me he dado un paseo por el sur y he aprovechado para poder pasar una mañana fantástica en la mejor compañía

Hace mucho tiempo que llevaba intercambiando comentarios con Marisa G. Serna, alma mater de Las Tiendas de San Enrique, siempre me ha llamado la atención sus preciosas fotografías, sus pensamientos y su gusto exquisito a la hora de mezclar las piezas clásicas con el arte contemporáneo y los nuevos creadores.
Por lo que no podía dejar de pasar la ocasión de conocer a alguien tan especial.
Si por mi fuera seguiría todavía con ella, somos muchos los que pensamos que es una de las grandes “damas” de la decoración, su sencillez, su maestría y su elegancia hacen de sus espacios rincones especiales donde perderse. Su conversación es de las que deja de tener sentido el reloj, madre mía lo que se puede aprender de alguien como ella !!!!
Por eso no he querido que esta visita solo fuera un apunte en Facebook, creo que se merece todo un post, para que podáis disfrutar de la magia que Marisa pone en cada una de sus composiciones, pequeños bodegones en cada rincón de su tienda, algo que es, para mi, uno de los secretos de una buena decoración. 
Os podréis encontrar piezas exquisitas de alta gama conviviendo con obras de jóvenes creadores. Os dejo una pequeña colección de fotografías de su tienda. 

Desde aquí quiero darte las gracias Marisa por abrirme las puertas de tu casa y por enseñarme tus tesoros, espero poder seguir aprendiendo mucho de ti. Un beso muy fuerte.

Pin It on Pinterest

Shares