Si tuviera que elegir un destino para mi boda siempre sería La Toscana, adoro su luz, sus campos, los colores, sus pueblos, me perdería por cualquier rincón de sus paisajes. Películas como “Bajo el Sol de la Toscana” o “Una habitación con vistas” son imágenes que tengo siempre presente en mi mente.

Acompañadme para disfrutar de esta boda en la Toscana que he encontrado en las páginas de Bridal Musings,

Así nos lo cuentan los propios novios y todos lo que hicieron posible esta bonita boda.

Meike & Christoph son una pareja creativa de Munich, que eligió las laderas soleadas de  Lucignano D’Asso para su hermosa boda bohemia.

Abarrotadas de dulces toques personales y un estilo precioso, ¡Una boda muy intima, bohemia y súper chic!

Podríamos hablar de esta boda romántica todo el día, Pero antes de que te desplaces hacia abajo para leer todos los detalles de la pareja, pensamos que era mejor dejarte en manos de la persona que capturó hasta el último detalle.

El fotógrafo  Rochelle Cheever Photography …

El fotógrafo nos cuenta la boda

Inspirados por la energía y el amor bohemios, Meike y Christoph soñaban con un día de bodas mágico y relajante en las colinas de la Toscana.

Y como la mayoría de las bodas de destino, el día de la boda se convirtió en un fin de semana de celebración de bodas lleno de coloridos globos, majestuosos olivos e incluso flamencos de goma para una divertida fiesta en la piscina.

Siendo una directora de arte en Alemania, la novia Meike y sus seres queridos hicieron muchos de los detalles ellos mismos.

Desde la mesa de chuches moteada en colores pastel hasta los letreros pintados a mano, no había ningún detalle que no tuviera un toque personal.

Incluso el perro de la pareja, Henri, jugó su papel especial y se aseguró de que los anillos pasaran por el pasillo.

Con la región italiana conocida por su cálido paisaje pintoresco y aire fresco del campo, solo preparó el escenario para unas vacaciones hermosas e informales, todo en nombre del matrimonio.

La inspiración para la boda

El magnífico paisaje, la impresionante belleza de la naturaleza, el olor especial del aire de la Toscana y, seguramente, la cálida luz del sol que le da una sensación acogedora y bienvenida.

Fue una boda bohemia. Todo muy realista con mucho amor por los pequeños detalles. 

Nuestro plan era crear un lugar mágico para que sea fácil relajarse y disfrutar. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La ceremonia de boda

Nuestro celebrante, Gary Moore fue perfecto, muy profesional y una persona tan conmovedora … ¡Lo recomendaría mucho!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El vestido

Finalmente, después de un largo viaje, buscando el vestido correcto en diferentes tiendas nupciales, diseñé el vestido yo misma. Encontré mucha inspiración en Internet, y con Katrin Bobek encontré la vestimenta correcta para realizar el vestido de mis sueños. Aquí podéis ver con más detalle este precioso vestido 

Era de estilo vintage, con bolsillos y un montón de encaje y una espalda sexy casi desnuda. ¡Era importante para mí tener un vestido en el que pudiera sentarme una novia de ensueño!

La decoración y los detalles de toda la boda

Hicimos la mayor cantidad de detalles por nuestra cuenta …

Teníamos una encantadora mesa de chuches, creada por un amigo nuestro, globos de colores pastel en todas partes, letreros de madera pintados a mano para mostrarles a nuestros huéspedes el camino, colocamos fotos Polaroid de nosotros y nuestros amigos en los olivos.

Para que coincida con el concepto general, tuvimos invitaciones tipográficas en papel sin revestir, flores silvestres en frascos de diferentes colores y el lugar más impresionante que jamás hayamos visto.

Hicimos un moodboard primero para tener la sensación correcta de todos los elementos, pensamos que todo debería ser informal, teníamos barriles de vino de madera, nuestros invitados se sentaron en pacas de heno durante la ceremonia … encontramos mucha buena inspiración en Internet (gracias , Pinterest) y mezclaron los ingredientes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nuestros detalles favoritos

Pasamos tres días en Lucignano D’Asso, así que es difícil elegir el favorito.

Era la sensación, como las vacaciones con amigos, tanta armonía y amor en el aire.

Uno de los aspectos más destacados fue nuestro perro Henri trayendo los anillos. También me encantaron los flamencos inflables rosas de la fiesta en la piscina, y el letrero de “beso aquí” también fue muy bueno durante los tres días.

Y no olvidar el auto antiguo que Christoph compró.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Consejos para otras parejas

Vale la pena esforzarse mucho, es tu día especial. 

También queremos agradecer a todos los que ayudaron a que estos días fueran tan especiales. ¡Fue mágico!

Tan dulce, ¿verdad? Me encanta el área de recepción, esas flores son hermosas. ¡Y qué hermoso vestido de novia, tan genial que fue co-diseñado por la novia! ¡Esa historia de cortar pasteles también es muy graciosa!

Muchas gracias a Rochelle Cheever Photography , y a nuestros maravillosos novios, Meike y Christoph por compartir su romántica boda en Toscana con nosotros.

¿Te apetecería tener una boda como está ? Solo tienes que ponerte en contacto con nosotras y todos tus sueños se podrán hacer realidad, nos encargaremos de acompañarte en una aventura bajo el sol de la Toscana.

Chus Cano

 

 

Pin It on Pinterest

Shares